Por: Rosario Orozco, Fotografías: Rosario Orozco

 

Durante el mes de marzo se realizaron 3 talleres regionales con la finalidad de socializar los lineamientos para la ayuda alimentaria. Además, para mejorar la coordinación entre las unidades de atención integral que conforman la Red hospitalaria  y las contrapartes que implementan el Objetivo 4 de la Subvención de VIH para Guatemala.

Este objetivo está enfocado en aumentar el acceso a atención integral de VIH/SIDA en áreas prioritarias en el Marco de acción del Tratamiento 2.0. Dichos talleres se organizaron con el apoyo del Programa Nacional de VIH,  los responsables de la atención integral y las Oficiales de Proyectos de Hivos Guatemala.

Los talleres fueron realizados en Antigua Guatemala, el día 6 de marzo; en Quetzaltenango el día 8 de marzo y el 12 de marzo en Puerto Barrios.  Se contó con la participación de las unidades de atención  integral de: Escuintla, Retalhuleu, Cuilapa, Hospital Roosevelt, Antigua Guatemala, Hospital Regional de Occidente, Hospital Rodolfo Robles, Huehuetenango, Coatepeque, Malacatán, Zacapa, Cobán, Hospital Amistad Japón-Guatemala, Hospital Infantil Eliza Martínez, Hospital Regional de San Benito, Petén, y por parte de las contrapartes de la Subvención: Fundación Fernando Iturbide, Proyecto Vida y Asociación IDEI.

En la primera parte del taller se realizó una presentación de la situación actual de cada una de las unidades. Con esta actividad se conoció el contexto de las mismas y se visualizó los espacios donde se podría mejorar la coordinación para la implementación del proyecto.

En la segunda parte de las sesiones, se brindó información de la estrategia y los lineamientos de ayuda alimentaria que incluye: fuentes primarias, contenido de bolsas entregadas, uso de Tablet, huertos familiares, grupos de auto apoyo y visitas domiciliares.

Se realizaron trabajos en grupo para definir un flujograma en el que se establecieron cinco  procesos importantes:

  1. Entrega de bolsa de ayuda alimentaria cuando hay nutricionista en la unidad de atención integral
  2. Entrega de bolsa de ayuda alimentaria cuando no hay nutricionista en la unidad de atención integral
  3. Grupo de Autoapoyo
  4. Visita domiciliar
  5. Huertos familiares

A partir de estos talleres se logró definir en conjunto cómo será el proceso de entrega de ayuda alimentaria a los usuarios, tomando en consideración la presencia de la nutricionista de cada Unidad de Atención Integral o bien de una organización  Subreceptora de la Subvención. Además, se estableció la ruta a seguir para la organización de un grupo de autoapoyo y la visita domiciliaria.

En este espacio también se visualizó la importancia de los huertos familiares, la cual  será una actividad de apoyo para mejorar el estado nutricional de los usuarios y un medio de sostenibilidad para la familia.